Como resultado de un minucioso estudio, Fuller Theological Seminary [Seminario Teológico Fuller] emitió una declaración apoyando la ortodoxia de la fe de las iglesias locales y declarando que los críticos del ministerio de Witness Lee habían «tergiversado terriblemente” ” sus enseñanzas.